Precio de la gasolina en México hoy

Al grito de “gasolina barata”, los mexicanos hemos estado a la expectativa del precio de la gasolina; y no es para menos, pues hemos sufrido durante los últimos años de los llamados gasolinazos (el incremento del precio de la gasolina en México bajo la excusa de que el mercado internacional del petróleo así lo obligaba). Incluso, se aprobó una reforma energética bajo la bandera de que iban a bajar los precios, tanto de la gasolina, como de la luz eléctrica. ¡Pobres inocentes!

Gasolina en México

Llegaron a México nuevas gasolineras (OxxoGas, Hidrosina, G500, entre otros). Pensamos que con la competencia de gasolina, según la ley de la oferta y la demanda, forzosamente tendría que bajar el precio de la gasolina. Al menos así lo creímos, hasta que supimos que dichas nuevas gasolineras vendían la misma gasolina de PEMEX. Los gasolinazos no pararon y, una vez más, los mexicanos fuimos desilusionados.

Al menos así fue durante el sexenio de Peña Nieto. Ahora, a casi dos meses desde que Andrés Manuel López Obrador tomara las riendas del país, el principal tema que tiene a los mexicanos a la expectativa es la gasolina. Y es que el actual mandatario volvió a ilusionar a los mexicanos, pues prometió que el precio de la gasolina iba a bajar durante el tercer año de su sexenio.

A menos de un mes de empezar la nueva presidencia, se dio la noticia de que la mayor parte del robo de la gasolina no provenía de la perforación de los ductos -como nos habían hecho pensar-, sino que el robo provenía directamente de las refinerías, de donde salían diariamente pipas cargadas con miles de litros de gasolina.

A partir de dicho suceso, ya sean los huachicoleros, los funcionarios implicados, el cierre de ductos, el desabasto de gasolina, la contratación de chóferes para manejar pipas o, incluso, las recientes explosiones; es claro que los principales medios de información están enfocados en el tema de la gasolina.

Existen muchos críticos de la estrategia del presidente para acabar con el robo de la gasolina, unos a favor, otros en contra. La población en general se encuentra resentida por el desabasto de la gasolina y las largas filas que tienen que hacer para poder llenar el tanque de sus automóviles. Sin embargo, algunas gasolineras ya fueron suspendidas porque, supuestamente, vendían gasolina proveniente del huachicol.

Los opositores mencionan que es más barato dejar que los huachicoleros roben gasolina a las pérdidas que genera el que las gasolineras no tengan gasolina para vender; el presidente menciona, en su conferencia matutina, que dicha aseveración es absurda y que se están viendo los frutos de sus estrategias, por lo que la lucha sigue.

Respecto a la última explosión de un ducto de PEMEX en Hidalgo, donde previamente un grupo de personas había perforado el ducto, se estaban sirviendo gasolina y, literalmente, se estaban bañando en ella; la población se encuentra dividida respecto a la tragedia. Algunos se lamentan del suceso y culpan al gobierno por no tomar las medidas necesarias para que no pasara; otros lo consideran un castigo divino y lo aplauden, pues los afectados se encontraban robando la gasolina.

Lo cierto es que dichas personas actuaron bajo su propio riesgo e, incluso, circulan vídeos donde policías federales les advierten que no se acerquen “no vaya a explotar esa madre”; pero importó más unos litros de gasolina que la vida misma.

Se abrió una convocatoria para la contratación de chóferes para las pipas de PEMEX; dichos chóferes ganarán $29,000.00 pesos al mes; qué gran oferta de trabajo. Cuántas personas, con estudios de licenciatura y posgrado, no quisieran tener dicho salario. Pareciera que, desde la llegada de Uber, ser chofer es el trabajo de moda y bien remunerado. Así que ya lo saben, más manejo y menos estudios; más carros y menos universidades; más contaminación, menos calidad de vida -al menos, ese es el mensaje que se manda a la población-.

Incluso, circulan noticias que, lejos de estar soportadas con una investigación seria, pretenden lograr un descontento de la sociedad hacia los ex presidentes; tal es el caso de aquella donde se menciona que Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto son accionistas de petroleras distintas a PEMEX y que fueron beneficiados con la reforma energética. Ante cualquier duda, el actual presidente ya quiere consultar con la población si debería de investigar y juzgar a los expresidentes. ¿No se debería de investigar y juzgar cualquier delito que se cometa?

¿Acaso esta era la visión de Lázaro Cárdenas al momento de decretar la expropiación petrolera? No lo creo. Si antes nos espantaba tener que comprar gasolina cara, ahora sabemos que nos espanta más no tener gasolina. Lo cierto es que los mexicanos estamos cansados de desilusiones, pero seguiremos soñando con el grito de “gasolina barata”; aunque en algunos momentos simplemente pedimos que haya gasolina.

Realidad mexicana

¿Cómo es que otros países petroleros son países con un gran desarrollo económico a comparación del nuestro? Lo cierto es que existen países sin petróleo, con poco territorio y pocos recursos naturales, que son países ricos que han tenido un mejor desarrollo (por ejemplo, Alemania y Japón). Pareciera que los mexicanos estamos condenados por nuestra propia ideología.

Formulo otra pregunta: ¿existiría el robo de combustible si no hubiera personas que compraran la gasolina robada? Probablemente seguiría existiendo, pero a menor escala. Lo cierto es que la población que compra la gasolina robada también contribuyó con el problema, pero más vale llenar el tanque con gasolina barata que combatir el problema del robo de combustible.

Independientemente de las críticas sobre la estrategia para acabar con el robo de combustible, una de las formas objetivas para evaluar si dichas estrategias están funcionando es revisar el precio de la gasolina en el país y compararlo con el precio que tenía el último día de noviembre de 2018 (un día antes de la toma de protesta).

Aquí encontrarán el precio de la gasolina hoy, por estado y por gasolinera, con datos obtenidos de la página de la Comisión Reguladora de Energía (órgano encargado de la regulación del sector energético).